¿Cuánto cuesta la reforma integral de una vivienda de 80 metros?

Hace 1 año - Por Lidia Nanagyulyan

¿Cuánto cuesta la reforma integral de una vivienda de 80 metros?

 

 

La reforma integral de un piso o una casa es un proceso largo que requiere de planificación previa. De hecho, es de vital importancia reconocer correctamente qué estancias necesitan perfeccionarse antes de iniciar las obras. Si se trata de un piso de más de 10 o 20 años de antigüedad, probablemente precise de más servicios además de algunos acabados finales. Pero, ¿cuánto cuesta reformar una vivienda de 80 m²? El precio variará dependiendo de todos los costes que demande la reconstrucción, entre ellos, la mano de obra, el material de construcción, nuevos artículos, entre otras cosas.

¿Cuáles son estos costes? La reforma de una vivienda requiere licencia de obra, que asciende a 1.500-2.000 euros, mano de obra y material de construcción. El presupuesto puede agrandarse algo más por algunos trabajos previos cuyo gasto equivale a 150-400 euros. En el caso de reformar un piso antiguo hay que sumar al precio total el coste de posibles demoliciones de tabiques, suelos o puertas, trabajos de albañilería, carpintería, tanto interior como exterior, además de obras eléctricas, fontanería y calefacción.

Según varios expertos en reforma integral, el precio puede variar entre 300 o 400 euros por m² por una reconstrucción de calidad media. Es difícil definir un precio de reforma integral de una vivienda, ya que depende de su estructura. Puede costar entre 18.000-38.000 euros en total sin el IVA incluido. Pero antes que nada se aconseja la ayuda de empresas de reforma. Estas compañías cuentan con auténticos profesionales que recomendarán y asesorarán a los interesados en una reforma integral.

¿Qué se puede hacer para conseguir una reforma integral económica? La reforma de una casa es una inversión de gran escala. ¿Qué se puede hacer para ahorrar algo de dinero? Lo suyo es contratar el trabajo de cada servicio por separado. Es una buena opción para negociar mejor los precios. El problema de este planteamiento es que se necesitará de un responsable que coordine y revise cada uno de estos trabajos. Teniendo en cuenta todas las áreas de construcción que intervienen en una obra de tal magnitud es una tarea bastante intensa y complicada. Por eso, sigue siendo más recomendable contratar los servicios de una única empresa profesional de reformas.

¿Por dónde se empieza?        

Lo ideal es idear un planning junto a los profesionales del sector. Un proyecto que incluya un plano de la vivienda y todas sus estancias, sobre todo aquellas que se vayan a reformar. Será realmente útil apuntar todos los cambios que se quieran hacer, y en consecuencia el nivel de trabajo, como también cuánto tiempo necesita cada obra contando los plazos de inicio y finalización. La duración habitual de una reforma integral es de uno a tres meses.

Si finalmente se opta por los servicios de una empresa de reformas, hay que seleccionar una entre las numerosas opciones que existen ahora mismo. Hoy en día muchas empresas se dedican a este tipo de oficio. Una vez seleccionada la compañía, lo suyo es solicitar un presupuesto para el caso concreto de cada uno, ya que como se ha mencionado anteriormente, el precio varía mucho de una casa a otra. Incluso se puede solicitar este mismo presupuesto a otras empresas para comparar los precios y asegurarse de que están en lo cierto.

La reforma integral de un piso o una casa también se puede aprovechar para redecorar. De este modo, el nuevo hogar podría conseguir un nuevo estilo: decoración clásica, nórdica, retro, vintage o arriesgarse con nuevas propuestas, como la decoración minimalista, rústica o moderna. Todo depende de la creatividad del dueño.