Reformas y decoración de oficinas modernas

Hace 1 año - Por Sarai Herrera

Reformas y decoración de oficinas modernas

Actualmente, y cada vez más, los trabajos que se realizan serán necesariamente llevados a cabo en una oficina frente a un ordenador, lo que ha obligado a los dueños de las empresas a idear espacios nuevos para sus oficinas y ofrecer más posibilidades de esparcimiento para sus trabajadores; y con ello, hacer frente a problemas tan comunes como los dolores de espalda, la sensación de estar encerrado, los problemas de la luz artificial, la temperatura ambiente, entre otros.  

Aunque pueda resultar difícil emprender reformas en una oficina, siempre puede hacerse en días festivos o en época de vacaciones o aprovechar una actividad de empresa en la que los trabajadores estén fuera. ¡Sé creativo! La comodidad y el bienestar de tus trabajadores cuando encuentren su nuevo espacio de trabajo aumentarán la productividad y mejorará el ambiente de todos vosotros.

Las oficinas modernas que podemos encontrar hoy ya no se limitan a ejercer una función, sino que intentan inspirar con la decoración de las mismas el espíritu de la empresa en cuestión. Si eres propietario de una empresa u ocupas un puesto relacionado con recursos humanos o simplemente te interesa aportar ideas a la decoración de la oficina para que resulten en un beneficio común, este artículo te orientará para ello. 

El primer paso a dar para reformar la oficina es hacer un presupuesto de lo que costará toda la obra. No es lo mismo una oficina pequeña, que una de grandes dimensiones, y también influirá mucho el estado en el que se encuentre, no es lo mismo cambiar los instrumentos de trabajo, que solamente el mobiliario; es decir, si la reforma de la oficina parte de cero o si se trata más bien de cambiar la decoración de la oficina. Una vez tengas claro el presupuesto del que dispones y el tipo de obra qué pretendes realizar, veamos una serie de puntos importantes a tener en cuenta: 

1. El co-working: Este neologismo que viene del inglés invita a estructurar la oficina de manera grupal, eliminando las antiguas barreras y tabiques y conectando espacios, facilitando con ello la comunicación entre trabajadores y departamentos y posibilitando una relación más horizontal entre jefes y subordinados, lo que resulta en una comunicación más fluida y más amena. No solamente es beneficioso para la comunicación, sino que este tipo de reforma de oficina dará una sensación de espacio abierto que eliminará la angustia o el agobio propios de pasar numerosas horas sentado en un espacio reducido de trabajo. 

2. Espacios de descanso: Aunque busques una decoración de oficina de tipo más diáfano y abierto, es preciso que reserves un espacio separado del resto, no solamente procurándoles un servicio de cafetería y comida, sino procurando también que tus trabajadores puedan descansar del trabajo, a ser posible con una decoración diferente, con elementos para desconectar y darles ese empujón extra para finalizar la jornada con la misma fuerza con la que lo empezaron. 

3. El mobiliario: No hay nada más importante que los asientos y las mesas de trabajo que los trabajadores van a utilizar. Asegúrate que las sillas cumplen todas las normativas con respecto a la prevención de riesgos laborales, que son cómodas y les permiten tener la espalda erguida y en una posición de 90 grados con respecto a la mesa de trabajo; que tiene que ser lo bastante amplia para permitirles moverse en ella con soltura. 

4. Espíritu de la oficina: Si quieres que tus empleados se sientan ligados a la empresa y sientan que la decoración de la oficina les recuerde el espíritu de la misma, asegúrate de elegir elementos decorativos acordes al espíritu o target de tu empresa, pensando siempre en lo qué quieres comunicar y la imagen que quieres dar. 

 
¡Haz de tu espacio de trabajo no solamente una oficina moderna, sino un espacio en el que te sientas cómodo y te haga sentir bien!